Esta es la tercera parte de una serie de tres partes. Lea el primer artículo sobre el North End de Newport y el plan de la ciudad para el futuro del área aquí. Lea el segundo artículo sobre los esfuerzos para proteger a los residentes del North End de la gentrificación aquí.

Desde que se propuso crear una guía para la reurbanización en el North End, la ciudad de Newport ha prometido que sería equitativa. Las oportunidades que acompañan a la reurbanización (trabajos, viviendas, servicios públicos) estarían disponibles para los residentes actuales y los recién llegados.

Desde el principio, se invitó a la comunidad a participar en el proceso. “La idea era realmente ir más allá de los sospechosos habituales, encontrar a las personas que viven allí y averiguar lo que quieren”, comenta la presidente de la Junta de Planificación, Kim Salerno.

A fines de 2019, la ciudad contrató a un equipo de consultores para redactar la visión, llamada Plan Urbano del North End. El equipo se reunió con cientos de residentes, organizaciones y empresas de Newport para discutir las visiones de la gente para el futuro del North End.

“Todos, incluso los niños, tienen interés en planificar. Pero no todo el mundo tiene las herramientas para participar en un proceso público. Así que nos habían mostrado formas de hablar con la gente normal”, comenta Salerno. "Y luego vino COVID, y COVID puso fin a todas nuestras grandes esperanzas sobre la participación de la comunidad".

Pronto surgieron varios problemas. La ciudad trasladó la mayoría de sus esfuerzos de divulgación en línea, pero muchas familias en North End no tienen computadoras ni wifi en casa. El equipo del proyecto intentó llegar a esos hogares mediante el envío de postales y, finalmente, recibió casi 150 respuestas a una encuesta en línea sobre las aspiraciones de los residentes en el área. Pero la encuesta no preguntó si los encuestados vivían en North End o no.

Los residentes también señalan otras barreras. Algunos se sintieron decepcionados por el escaso material de planificación disponible en español. Y para algunos residentes, el plan final en sí, que tiene más de 200 páginas e incluye lenguaje técnico, fue difícil de entender. La residente Cynthia Moreino sintonizó en las presentaciones de los consultores, pero comenta que a menudo se sentía perdida.

"Se miran y se rascan la cabeza, como preguntándose, '¿Qué acaban de decir?' Y eso no es bueno, porque si no sabemos lo que está pasando, no pueden estar en desacuerdo, ni aceptar", comenta Moreino.

Todo eso ha resultado en una falta de confianza entre algunos residentes.

El Plan Urbano del North End es el producto de más de un año de trabajo por parte de la ciudad para elaborar un plan para una reurbanización equitativa. El plan propone formas de abordar las disparidades presentes y duraderas y la amenaza de gentrificación en North End, además de involucrar a los residentes en el proceso.

Sin embargo, algunos residentes aún no están convencidos de que la reurbanización sea equitativa en la práctica.

 “Algunas personas opinan que los residentes dirán, 'Oye, queremos esto' o 'No queremos eso', y simplemente ellos harán lo que quieran”, comenta la residente Nycole Matthews.

En parte, esa es la razón por la que una coalición de residentes dio el paso de contratar de forma independiente a una organización nacional de planificación urbana, Smart Growth América, para crear un plan de desarrollo equitativo para el North End de Newport.

"Smart Growth America realmente ve el proceso de desarrollo de planes de desarrollo equitativo como una forma de rectificar las decisiones históricas que desplazaron a las comunidades históricamente marginadas y en desventaja económica", comenta Jessica Walsh, directora de Newport Health Equity Zone, la coalición local que se asoció con Smart Growth America.

La idea, dice Walsh, es que los residentes de North End no solo tengan un asiento en la mesa, sino que también estén "en el asiento del conductor" de la reurbanización en su área.

El proyecto de 18 meses se financia con fondos privados, por lo que no requerirá dinero de la ciudad. Aun así, su efectividad dependerá en gran medida de la apertura de los funcionarios de la ciudad a sus sugerencias, que están destinadas a complementar el Plan Urbano del North End, no a reemplazarlo.

 "No se trata de decir que no queremos que ocurra el desarrollo", dice Walsh. "Es que queremos abogar por un desarrollo que no desplace a la gente, y que en realidad va un paso más allá e intenta mejorar la equidad a través del proceso de desarrollo".

El mes pasado, el Ayuntamiento de Newport acordó programar un taller inicial con el equipo de Smart Growth America. Sin embargo, eso es solo una introducción, y el lugar hacia donde va todavía está en el aire.

La alcaldesa Jeanne-Marie Napolitano dice que cualquier dirección que tome el plan de reurbanización tiene que encajar con las necesidades más grandes de Newport, cuya economía impulsada por el turismo se ha visto muy afectada por la pandemia.

“Necesitamos entender que estas son cosas [decisiones de planificación] que hay que negociar”, comenta Napolitano. "No nos va a gustar todo, quizás de lo que se propone, valga la pena equilibrar el diferencial que están ofreciendo a la comunidad".

Napolitano dice que está abierta a diferentes ideas sobre cómo hacer que la reurbanización sea más equitativa, como dar prioridad a los residentes del North End en cuanto a empleos y capacitación laboral.

“Pero este es un proyecto de la Ciudad de Newport. Este no es solo un vecindario, y hay muchas necesidades en la ciudad que potencialmente podrían ser atendidas por el desarrollo del North End ”, comenta Napolitano.

Después de dar aprobación unánime al Plan Urbano de North End, el Ayuntamiento de Newport revisará rápido una serie de cambios de zonificación. Los constructores tendrán la oportunidad de proponer proyectos en el North End, siguiendo las nuevas pautas de visión y diseño de la ciudad.

El Plan Urbano del North End pide que el Ayuntamineto de Newport establezca un comité de residentes del North End para ser parte del proceso. Con el plan de desarrollo equitativo poniéndose en marcha separadamente, Smart Growth America también consultará con los residentes y los estimulará a tomar más responsabilidad sobre el rediseño en el North End.

Todo eso tranquiliza a la residente del North End, Ellen Pinnock.

 "Sin embargo, creo que, si soltamos el acelerador, esas cosas podrían quedarse en el camino", comenta. "Así que siento que la voz de los residentes es importante y tenemos que seguir asegurándonos de que estas cosas sucedan en nuestra comunidad".

El plan puede ser para todo Newport, comenta Pinnock, pero se trata de un área que ha estado física y socialmente desconectada del resto de la ciudad durante años. Y muchos residentes del North End anticipan que el vecindario y comunidad que el plan impactará más es el suyo.

Son sus vidas, las vidas de sus vecinos, las vidas de sus hijos. Son las calles que atraviesan, los trabajos que tienen y los lugares a los que vuelven a casa todas las noches. Hay mucho en juego, comenta la residente Cynthia Moreino, y hay mucho que vale la pena preservar.

“El dicho es, 'No arregles lo que no está roto'. Y no estoy diciendo: hay una grieta. Hay algunas grietas en el North End ”, dice Moreino. "Pero no estamos rotos. No estamos rotos. No somos una comunidad rota ".

La oportunidad de abordar las desigualdades en esta comunidad, es parte de lo que hace que la remodelación en el North End sea tan prometedora, coinciden los residentes y los funcionarios de la ciudad, pero también significa que debe hacerse bien.

 

Este artículo fue traducido por Lola Herrera-Ximenez.

Antonia Ayres-Brown es la reportera de Newport para The Public's Radio, la estación de radio pública de Rhode Island. Habla español y puede ser contactada en antonia@thepublicsradio.org