Cuando se conduce hacia Newport por el puente Pell, hay un momento en el que se llega al punto más alto del puente en el que la isla puede verse claramente. La luz se refleja sobre el agua de la Bahía de Narragansett e ilumina la ciudad de Newport, un tramo continuo de tierra delante de ti.

Al final del puente, sin embargo, la rampa se bifurca y el sentido de continuidad se difumina.

Cuando sales del puente y te desvías hacia la derecha, esa es la entrada que representa Newport”, comenta Nycole Matthews, artista del North End. “Si vas en busca del North End de Newport, no podrás encontrar mucha información sobre esta parte de la ciudad. Parece que esta borrada del mapa”.

Matthews vive en una de las comunidades residenciales que rodean el parque Miantonomi, el mayor espacio abierto y verde del North End. El parque es uno de los lugares favoritos del vecindario, y ella ha sido testigo de todo tipo de actividades artísticas públicas a reuniones de grupos de familias.

La mayoría de las tardes, los niños juegan en el parque Miantonomi. Los adultos se reúnen en los bancos de picnic o dan espacio a sus hijos mientras ellos conversan. Los residentes dicen que es el tipo de vecindario donde otros adultos pueden cuidar a los niños de otras personas. A menudo un vecino pasa conduciendo y baja la ventanilla para saludar.

“Todo el mundo conoce a todo el mundo. La gente que vive aquí, en su mayor parte, siempre ha vivido aquí o ha tenido familiares que han vivido aquí, por lo que todos se conocen” comenta la residente Ellen Pinnock. “A veces es bueno y otras veces es malo que todos conozcan a todos. Pero al mismo tiempo también es útil porque sé que yo puedo confiar en ciertos vecinos si necesito algo”.

El North End está solo a un par de millas de distancia del centro de Newport, pero las rampas del puente Pell y una autopista de conexión han separado al North End del resto de la ciudad durante medio siglo.

La carretera de conexión entre estas dos áreas de Newport tiene una anchura de 60 pies en algunas partes y muy pocos cruces peatonales. Para las personas que no tienen automóvil es peligroso cruzar de una parte a otra de la ciudad.

“La mayoría de los residentes del North End no van al centro de Newport”, comenta Pinnock. “No frecuentan los restaurantes, las tiendas, ni nada de eso, porque es un mundo separado y completamente diferente y muchos no nos sentimos bienvenidos, ni queridos. Una parte de ese sentimiento es, obviamente, un sesgo implícito, pero muchos de esos sentimientos están provocados por la forma en que la zona está planificada en el conjunto de la ciudad. Esta totalmente separada”. 

Esta situación ahora podría cambiar. El mes pasado el Ayuntamiento de Newport adoptó una nueva visión para el North End, llamada North End Urban Plan. El documento es una guía sobre cómo abordar el desarrollo y la zonificación en el North End, tanto en términos de crecimiento económico como en la “apariencia” del área. El plan también apunta a conectar el North End con el resto de Newport.

“El Plan North End surge de un interés centrado en el potencial desarrollo económico del área, y en dar forma al paisaje urbano y solucionar los problemas para la creación de nuevos espacios que son importantes para Newport, incluido el de la falta de integración física de los residentes del North End con el resto de la ciudad” comenta Kim Salerno, Presidenta de la Junta de Planificación de Newport.

Salerno se dedicó el año pasado a ayudar a desarrollar el Plan Urbano del North End. La clave de su éxito es la decisión del estado de realinear las rampas del puente Pell, situación que finalmente abre la puerta para conectar North End y el resto de Newport. La realineación del puente también liberará varias parcelas de terreno baldío para el desarrollo.

“Desde hace mucho tiempo, la realineación del puente se ha percibido como un verdadero beneficio para la ciudad, una mejora de la base impositiva y un potencial de desarrollo económico que no debe pasarse por alto”, comenta Salerno.

Desde que se actualizó su Plan Integral de la ciudad de 2017, la ciudad ha designado parte del North End como un llamado "distrito para la innovación". Esto significa que se espera que la zona se convertirá en un futuro centro empresarial que diversificará la economía de Newport complementando al sector turístico. El debate gira en torno a cómo llegar a esta situación.

En octubre de 2019, el Ayuntamiento de Newport aprobó una moratoria de seis meses que paralizó proyectos de construcción en el North End. La medida detuvo una propuesta de $ 100 millones para remodelar la propiedad desocupada del Newport Grand Casino y convertirla en un complejo expansivo con hoteles, apartamentos, oficinas y tiendas. Los concejales de la ciudad que apoyaron la moratoria dijeron que de esta forma daría tiempo a la ciudad para desarrollar sus propias ideas de zonificación y buscar comentarios y opiniones de la comunidad.

Mientras tanto, la ciudad contrató a la consultora NBBJ para redactar el Plan Urbano de North End, una guía sobre cómo abordar el desarrollo en North End.

El plan final que adoptó el Ayuntamiento de Newport presenta una serie de nuevas recomendaciones y pautas de diseño. El plan sugiere hacer que los paisajes urbanos sean más amigables para los peatones. Otro objetivo es atraer nuevas empresas al área que traigan empleos mejor pagados durante todo el año. El plan también apunta a convertir partes del terreno desocupado del North End, incluyendo la propiedad del Grand Casino de 23 acres, a espacios verdes abiertos y más senderos para bicicletas y para caminar.

“Sería bueno tener menos hormigón (concreto) alrededor y lugares donde los niños puedan ir a jugar y se puede pasear con nuestros animales”, dijo Pinnock. 

De momento, muchas de estas ideas son solo ideas. El plan no es un conjunto de proyectos inmediatos, sino una especie de plano para el área, con muchas incógnitas.

“Me gusta que vaya a haber algunos cambios. Simplemente no estoy del todo segura de quién se beneficiará en última instancia de esos cambios", dijo Matthews. Como otros residentes del North End, Nycole no está segura de que el plan y su visión esté dirigido a sus residentes.

El plan enfatiza la equidad como uno de sus pilares, especialmente dadas las “diferencias significativas en riqueza, ingresos, calidad ambiental y oportunidades entre los lados norte y sur de la ciudad”. Solicita la creación de acuerdos de beneficios comunitarios, que son contratos que requieren que los constructores brinden ciertos servicios o beneficios a la comunidad local. Esos beneficios podrían incluir cualquier cosa, desde una biblioteca hasta áreas de juego y más unidades de vivienda.

Todo eso suena bien, pero a algunos residentes les preocupa no estar presentes para ver estos beneficios, si el aumento del valor de las propiedades empuja primero a las familias a salir del North End. "Creo que algunas personas aquí tienen miedo de la gentrificación, porque eso sucede y ha sucedido", dijo Matthews. "Y a la gente le preocupa que vaya a continuar, y entonces ¿adónde irán?"

No es suficiente que los residentes vean los beneficios del desarrollo, dijo Matthews, si no están también protegidos de posibles repercusiones.

Analizaremos más de cerca la amenaza de desplazamiento y lo que se está haciendo para prevenirlo en la segunda historia de esta serie.


Este artículo fue traducido por Lola Herrera-Ximenez.

Antonia Ayres-Brown es la reportera de Newport para The Public's Radio, la estación de radio pública de Rhode Island. Habla español y puede ser contactada en antonia@thepublicsradio.org